Agricultura

La inmensa mayoría de la población camboyana, especialmente en la diócesis de Kike, vive de la agricultura, principalmente del cultivo de arroz. Por desgracias, muchos campesinos no tienen acceso a tierra de cultivo o carecen de conocimientos agrarios, lo que les condena a vivir en la pobreza. Desde la Prefectura se imparte formación agraria, se crean bancos de vacas y de arroz, se ponen en marcha granjas y se fomenta la creación de cooperativas.