Casa Lidy

·

Objetivo:

El objetivo de este hogar es proporcionar educación a jóvenes cuya situación familiar no se lo permitiría. Algunos son huérfanos, otros han sido abandonados y muchos provienen de familias rotas o muy pobres, sin recursos para enviar a sus hijos al colegio.
*  *  *  *

El hogar de acogida “Casa Lidy” tiene su origen en los años 80, tras el régimen de los Jemeres Rojos en Camboya. Pharrum, dueña de ésta casa, tras ver morir asesinados a sus padres y hermano consiguió́ recuperar la casa familiar de la que les habían despojado. Inspirada por el espíritu de solidaridad y generosidad de su tía Lidy (religiosa Hermana de la Providencia), con la que se había criado, Pharrum decidió abrir su casa como centro de acogida para niños pobres de la zona. Esta casa está situada a pocos metros de la Prefectura Apostólica de Battambang.

Con la llegada de Monseñor Enrique (“Kike”) Figaredo en el año 2000, quién rápidamente supo ver el valor y la energía de esta señora, la actividad en esta casa se ha intensificado, aumentando desde entonces cada año el número de niños acogidos.

Lo que hace especial a esta casa es que la estructura familiar con la que fue concebida se sigue manteniendo a día de hoy: Pharrum, junto con su sobrina Mom y el marido de está se encargan de organizar el día a día. Todos los estudiantes dedican un rato cada día a ayudar a preparar la comida, limpiar la casa, cultivar el huerto, etc. Estas actividades, asignadas semanalmente en función de las edades de los chavales, fomentan valores muy importantes y crean un espíritu familiar en la casa. Aquí los chicos mayores cuidan de los pequeños como si fuesen hermanos; y todos, mayores y pequeños, colaboran juntos en las tareas del hogar.

S.A.U.C.E. ha financiado en 2014 la construcción de una segunda vivienda, cerca de los arrozales y tierras que trabajan. Gracias a esta nueva vivienda, las condiciones de los estudiantes han mejorado considerablemente, se forman grupos de estudio en las dos casas, es más fácil el acceso a la granja que ayuda a abastecer a la familia y, sobre todo, ha aumentado la capacidad de acogida.
En la actualidad, en Casa Lidy viven 45 estudiantes, 23 niñas y 22 chicos estudiando la escuela primaria, secundaria y universidad.