Días de celebración en Camboya

El JRS (Servicio Jesuita de Refugiados, por sus siglas en inglés) ocupa un lugar especial en la Prefectura Apostólica de Battambang y en la vida de Kike, pues a través de esta organización llegó a los campos de refugiados camboyanos en la frontera con Tailandia a mediados de los años 80.
El pasado 23 de enero fue un gran día tanto para el JRS como para la Prefectura, pues coincidieron tres acontecimientos merecedores de celebración:
– 40 aniversario de la fundación del JRS por Pedro Arrupe.
– 30 aniversario del JRS en Camboya.
– La entrada en vigor como parte del derecho internacional del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares, aprobado desde 2017 por la ONU. El desarme es una de las principales causas por la cuales ha abogado el JRS de forma constante a lo largo de los años. Pedro Arrupe se encontraba en Hiroshima el día que se detonó allí la bomba nuclear de 1994.
Los jóvenes bailarines del centro de Tahen y del centro Arrupe fueron los protagonistas del “baile de los refugiados”, una obra escénica conmovedora que aúna el teatro y los bailes tradicionales camboyanos para narrar de forma emotiva el periplo de tantos refugiados.
Desde los tiempos de paz, pasando por episodios de violencia, campos de refugiados, el retorno a la tierra considerada como propia, el duelo y el renacer de la vida en sociedad. Si bien los bailarines son ellos mismos descendientes en muchos casos de personas refugiadas camboyanas, esta obra tiene un marcado carácter universal.
Además de los bailes tuvieron lugar encuentros entre viejos amigos y compañeros de misión, homenajes a los que no pueden estar a nuestro lado, momentos de reconocimiento por el trabajo realizado.
Menú