Kumar: una vida con significado

Tiene hidrocefalia y vive en una casa madera-hoja en el pueblo de Tahen con su hermano mayor, su madre y su abuela. El hermano mayor abandonó los estudios y se ausenta de casa durante el día, mientras que la madre se va a las 5 de la mañana al río a varios Km de distancia para recoger pescado y venderlo en el mercado y vuelve a casa a última hora de la noche. Kumar se queda a cargo de su abuela de 82 años en casa. Ésta le baja por las escaleras de madera sentada, puesto que no puede con el peso del niño. Cuando la madre se ausenta temporadas a trabajar a Phnom Penh, la dieta de la familia consiste en arroz con soja puesto que la abuela no ve lo suficiente como para cocinar otro tipo de comida. El padre está permanentemente trabajando en Phnom Penh.
Con 8 años lo encontramos en su casa, destinado a pasarse el día tumbado boca arriba en una mesa de madera. Gracias al trabajo de nuestro equipo, Kumar ha pasado primero por el programa domiciliario aprendiendo con nuestras profesoras, y ahora, con 10 años, forma parte del centro de día de Tahen. El primer día que salió de su casa para asistir al centro de día, le dijo a su abuela: “abuela, me voy al colegio”.
Con su nueva silla es capaz de desplazarse en terreno llano, ha pasado de decir unas pocas palabras a hablar sin parar, pero lo más importante es que ha pasado a tener una vida con significado.
Menú