Cosechando éxitos en nuestro programa de compensación con arroz

En las zonas rurales en Camboya es frecuente que los niños dejen de ir al colegio para poder ayudar en sus casas, y esto impide que puedan continuar sus estudios: esta falta de formación a lo largo de los años afecta a la sociedad entera. Para evitar esta situación, uno de los programas en los que participa nuestro equipo de Anatha es la *compensación con arroz*. En este programa se visitan pueblos de la provincia de Battambang como Ockjeay, y se entregan a las familias sacos de arroz y otros alimentos y productos básicos, como material higiénico (jabón, champú, detergente, etc) a cambio de plásticos para ser reciclados posteriormente, como en el caso de la Biblioteca de Banon. Con esto se busca compensar a la familia por el trabajo que realizarían sus hijos estando en casa en vez de en el colegio.


Durante estas entregas se insiste a las familias sobre la importancia de que sus hijos vayan a la escuela a estudiar y tengan una formación.
Ya se pueden ver algunos frutos de este programa en escuelas de las zonas en las que actuamos, como en la de Banon: pasó de tener 7 estudiantes a 22 desde que Anatha empezó a dar este apoyo a las familias. Cada uno de estos niños tendrá la oportunidad de tener  estudios que les abrirán muchas puertas en el futuro. Camboya necesita líderes formados para tener un futuro de esperanza.

Menú